El TC tarda cinco años en reprobar a un juez por un retraso de dos.

El Tribunal Constitucional ha amparado a un inmigrante por la tardanza de un juez en revisar la orden de expulsión de que fue objeto por parte de la Delegación del Gobierno debido a su estancia irregular en España. El juzgado contencioso-administrativo fijó un plazo de dos años para celebrar el juicio, mientras que el TC…